Fundación Cidaut
  contacto     ES | EN

Difusión y TTNoticias

imprimirimprimir
Pulso tecnológico a las barreras del cuerpo.
El Mundo , 30/05/2014

El departamento de Ingeniería Biomédica de Cidaut tiene abiertas varias líneas de trabajo a través de las cuales tratan de mejorar la vida a las personas con discapacidad. Lo que empezó en casa de Miguel Gómez se ha convertido en un equipo con ideas e ilusión.

 

Se parten la mente. Se devanan los sesos. Echan horas conociendo el qué y el por quién, pero tratando de cruzarse con el cómo en la infinidad. Sin embargo, ese esfuerzo se practica con entusiasmo, se desenvuelve con ganas porque el fin es ilusionante.

 

El equipo de Miguel Gómez trabaja desde el centro tecnológico vallisoletano Cidaut con el noble propósito de mejorar la vida a quienes lo tienen más complicado que los demás para desenvolverse en el día a día. Pregúntenle a Pelayo; pregúntenle a ese chaval cómo el departamento de Ingeniería Mecánica se deja la piel por ayudar a superar las barreras que le impone su parálisis cerebral. Por él empezó todo esto; por él y porque la mujer de Miguel, que comenzó de profesora en el Colegio Francisco Pino, cogió al pequeño en 2º y le ‘chivó’ a su marido lo que sucedía.

 

Él ya trabajaba en Cidaut, pero comenzó indagar en casa para tratar de dar con sistemas que facilitaran la comunicación de Pelayo con el resto del mundo. Posteriormente, puso sus ideas encima de la mesa junto a su empeño por al menos mejorar un poco la vida de ese niño, al alumno de su mujer. Nació el departamento de Ingeniería Biomédica de Cidaut, hace aproximadamente un año y medio –Miguel llevaba varios meses más trabajando en casa–.

 

«Venimos del mundo de la electrónica, de la robótica... y lo que hacemos ahora es aprovechar la capacidad y la experiencia, ponerlas en valor y utilizarlas para ayudar a personas con discapacidad», cuenta Miguel Gómez.

 

Su trabajo diario se distribuye fundamentalmente por cuatro líneas de investigación: el diseño de sistemas alternativos de comunicación, los sistemas de ondas cerebrales, la robótica social y los materiales inteligentes.

 

La idea que inspiró Pelayo, la configuración de un adhesivo colocado a unas gafas para facilitar la comunicación, ha sido el proyecto distinguido por el jurado de los Premios Innovadores. Sin embargo, el tiempo pasa y los desarrollos evolucionan. «Cuando se escribió el artículo en Innovadores, sólo teníamos la pegatina y la cámara infrarrojos; ahora, como queremos hacerlo accesible económicamente para las familias, investigamos sistemas como kinect o cámaras de tiempo de vuelo», relata el investigador de Cidaut, quien puntualiza que esa accesiblidad económica se realiza siempre «desde el punto de vista de la ingeniería». También trabajan mucho con algoritmos o sistemas de control.

 

Debe de ser una satisfacción trabajar en este campo y con ese objetivo, se le sugiere a Gómez. Y dice que sí, pero que «hay una especie de dualidad» porque hay situaciones

que, literalmente, les desbordan. «Me he encontrado con casos en los que no sé que hacer.

Un adolescente que prácticamente estaba en estado vegetativo casi todo el día tenía episodios de lucidez, pero eran imprevisibles. Entonces, cuando no sabes cuándo se va a producir ese episodio, no sabes tampoco cuándo tener algo preparado. Puede ser frustrante», declara.

 

Luego, desde otro punto de vista, dice tener la sensación «de que sí, se hacen cosas», pero quieren «llegar a más personas». Entonces, lo que observan es que van a tener que «comercializar productos» para obtener fondos, financiar las investigaciones y trabajar con más gente.

 

Porque el departamento de Ingeniería Biomédica es un crisol de ideas. Por ejemplo, actualmente configuran un sistema de comunicación basado en tabletas, pero buscando siempre esa óptica asequible. «No nos vamos a un iPad de 800 euros, sino a dispositivos españoles de 150 o 200 euros», aclara.

 

Además, se han metido de lleno en lo que llaman robótica social, puesto que «los robots son como un juego para los niños. Les sirve para empezar a moverlo, como hacía Pelayo. Y, cuando se ven capaces de hacerlo, se ilusionan, reaccionan...».

 

Ahora, el objetivo está en capear el presente para poder permanecer en el futuro. Seguro que muchas personas –no sólo niños con discapacidad– se lo agradecerán enormemente.

 

PREMIOS INNOVADORES 2014 DE EL MUNDO DE CASTILLA Y LEÓN

Fundación Cidaut (Sede Central)
Parque Tecnológico de Boecillo, Plaza Vicente
Aleixandre Campos nº 2

47151 Boecillo (Valladolid) Spain
Cidaut Latinoamérica
1er. Retorno Osa Menor No. 2, Oficina #403
Col. Reserva territorial Atlixcayotl, C.P. 72810
San Andrés Cholula, Puebla, México.
Cidaut Deutschland GmbH
Schlüterstrasse 17
10625 Berlin
Colaboraciones:
Red de Puntos de Información
© 2017 Fundación Cidaut  |  Aviso legal  |  Política de privacidad